Unas se llevan la victoria y otras la admiración

Ayer vi a 650 kilómetros mi primer derbi vasco en LF entre Araski y Gernika. El partido no fue brillante, pero sí muy entretenido y cualquiera de los dos equipos hubiese podido ganar. Gernika se llevó el partido, pero Araski se llevó la admiración de los que pudimos verlo.

Es admirable que un equipo con tantas jugadoras nacionales y la mayoría debutantes en la LF pueda plantar cara, incluso teniendo un mal día, a equipos como el Gernika con toda su artillería pesada.

El Gernika ganaba en altura, pero daba igual veías a Irati Etxarri con 19 años sin complejos poniéndole gorros a una tal Mokango que le saca un palmo, Laura Velasco supliendo a Roselis Silva a quien hay que dosificar que no se cortaba un pelo jugando contra una de las mejores bases de la Liga, Cecilia Liñeira (casi con ADN vasco) no tenía el día y su cara era todo un poema pero ella erre que erre, Marta Tudanca que tras un inicio irregular en el partido se reencontró en el último cuarto y se salió, pero que terminó de los nervios con la croata que parecía más bien un pulpo… son algunas de las imágenes que me quedan de ayer.

Tras un tiro final fallado Marta se apoyaba en el poste de la canasta maldiciendo su suerte y casi pedía perdón a la afición al final del partido por no haber podido conseguir la victoria. Esta mañana decía que estaba “jodida” por el partido de ayer, pues Marta además de jodida tienes que estar muy orgullosa porque se gane o se pierda sois un ejemplo para las que vienen detrás. Las pequeñas con quienes os hicisteis la foto ayer y que os acompañarán a la Copa, seguro que no os cambiaban por ninguna gran estrella de las rivales. Vosotras ya sois estrellas y además de carne y hueso que sienten las derrotas como ellas sienten las suyas, por eso se identifican con vosotras. Ojalá que no dejéis de sentirlas porque Araski, al menos para mí, ya no sería lo mismo. 

Las cosas que requieren esfuerzo se valoran más, por eso hay que aplaudir la cuarta posición en la clasificación porque no es fruto de la suerte ni la casualidad. Araski no tiene grandes nombres, pero tiene un equipo que compensa sus carencias con garra, corazón, trabajo y actitud, sobretodo actitud como la de Marta Tudanca. El punto fuerte es que es un equipo y salga quien salga se parte la cara igual que la que se ha sentado, eso algunos lo intentan conseguir a base de talonario o de trabajo como es el caso de Araski.

Animaros a seguir trabajando con la misma ilusión porque aunque se haya perdido la imbatibilidad en el fortín de Mendi y contra el vecino “rico”, Araski ya no sólo se tiene que conformar con ganar en casa, se ha hecho mayor y está en disposición de ganar a cualquiera y en cualquier sitio. Para muestra sólo hay que ver como celebró Gernika la victoria ayer, parecía que habían ganado al Perfumerías. Ganar a Araski para los equipos de LF ya es un reto, quien lo iba a decir cuando empezásteis el curso con las “mayores” este año. 

Y como soñar es gratis y encima parece que tenéis un don porque últimamente todos los que os proponéis los convertís en realidad, a ver si cumplís los míos, que Arrate llegue a tiempo para la Copa y que os pueda ver tres días seguidos jugando en Fontajau. 😉

Foto: Araski

Deja un comentario